Saltar al contenido

La Junta de Castilla y León ha convocado ayudas para la sustitución de calderas y calentadores.

1.– Serán subvencionables las siguientes actuaciones:
a) La sustitución de calderas individuales de más de diez años de calefacción o mixtas, de baja eficiencia energética, atmosféricas o estancas, que utilicen como combustible carbón, electricidad, gasóleo, gas natural o gas licuado del petróleo (GLP), por calderas de condensación de alta eficiencia energética, sólo calefacción o mixta, que utilicen gas natural, gas licuado del petróleo (GLP), gasóleo o biomasa.
b) La sustitución de calentadores de agua atmosféricos de gas de más de diez años
por calentadores de gas estancos.


2.– La cuantía de la subvención será de:
– 500 € por sustitución de caldera de carbón.
– 400 € por sustitución de caldera de gas atmosférica.
– 300 € por sustitución del resto de tipos de calderas subvencionables.
– 150 € sustitución de calentador de gas atmosférico.

3.– Plazo de presentación de las solicitudes:
Desde el 31 de agosto hasta el 15 de noviembre de 2021.

Toda la información en:
https://www.tramitacastillayleon.jcyl.es/web/jcyl/AdministracionElectronica/es/Plantilla100Detalle/1251181050732/Ayuda012/1285087331518/Propuesta

A partir del 11 de julio de 2021 se han establecido nuevas limitaciones a los pagos en efectivo iguales o superiores a 1.000 euros en las que alguna de las partes intervinientes actúe en calidad de empresario o profesional.
No podrán pagarse en efectivo las operaciones, en las que alguna de las partes intervinientes actúe en calidad de empresario o profesional, con un importe igual o superior a 1.000 euros o su contravalor en moneda extranjera.
No obstante, el citado importe será de 10.000 euros o su contravalor en moneda extranjera cuando el pagador sea una persona física que justifique que no tiene su domicilio fiscal en España y no actúe en calidad de empresario o profesional.

A efectos del cálculo de las cuantías señaladas, se sumarán los importes de todas las operaciones o pagos en que se haya podido fraccionar la entrega de bienes o la prestación de servicios. Esta limitación afecta también a operaciones concertadas con anterioridad al establecimiento de esta normativa.
A este respecto, se entenderá por efectivo los medios de pago definidos en el artículo 34.2 de la Ley 10/2010, de 28 de abril, de prevención del blanqueo de capitales, es decir:
- papel moneda y moneda metálica nacionales o extranjeros,
- cheques bancarios al portador denominados en cualquier moneda,
- y cualquier otro medio físico, incluso electrónico, concebido para ser utilizado como medio de pago al portador.
Respecto de las operaciones que no puedan pagarse en efectivo, los intervinientes en las operaciones deberán conservar los justificantes del pago, durante el plazo de cinco años desde la fecha del mismo, para acreditar que se efectuó a través de alguno de los medios de pago distintos al efectivo. Asimismo, están obligados a aportar estos justificantes a requerimiento de la Agencia Estatal de Administración Tributaria.
Esta limitación no resultará aplicable a los pagos e ingresos realizados en entidades de crédito ni, cuando estén sujetos a la supervisión del Banco de España y a la normativa de blanqueo de capitales, a las operaciones de cambio de moneda en efectivo realizadas por los establecimientos de cambio de moneda a los que se refiere el Real Decreto 2660/1998, de 14 de diciembre, sobre el cambio de moneda extranjera en establecimientos abiertos al público distintos de las entidades de crédito y a las operaciones realizadas a través de las entidades de pago reguladas en la Ley 16/2009, de 13 de noviembre, de servicios de pago.

https://www.senifersoluciones.es/tarifas-basicas.php

SANCION:
El incumplimiento de las anteriores limitaciones constituye infracción administrativa, calificada como grave, considerando sujeto infractor tanto al que pague como al que reciba importes en efectivo por encima del límite indicado; ambos responden solidariamente de la infracción cometida, la cual prescribirá a los cinco años a contar desde su comisión.
La base de la sanción será la cuantía pagada en efectivo en las operaciones de importe igual o superior a 1.000 o 10.000 €, consistiendo la sanción en multa pecuniaria proporcional del 25 %.
La sanción prescribirá a los cinco años a contar desde el día siguiente a aquél en que adquiera firmeza la resolución por la que se impone.
Se exime de responsabilidad por infracción al participante en la operación que denuncie la misma ante la Agencia Tributaria dentro de los tres meses siguientes al pago, identificando a la otra parte.
La presentación simultánea de denuncia por ambos intervinientes no exonerará de responsabilidad a ninguno de ellos.

Regulación: artículo decimoctavo de la Ley 11/2021, de 9 de julio, de medidas de prevención y lucha contra el fraude fiscal, modifica la Ley 7/2012, de 29 de octubre, limitando el importe de 2.500 euros a 1.000 euros que puede pagarse en efectivo.